Seis preocupaciones de los empresarios vitivinicolas

Intentaré preguntarme, pueden ser ser las cuestiones que, exclusivamente, los empresarios vitivinícolas se hacen a lo largo de su actividad productiva y por las que se preocupan, no encontrando a veces una respuesta asegurable que mitigue sus riesgos.

¿Qué pueden ser las 6 preocupaciones más destacables que pueden tener los elaboradores de vino y cava de nuestro país? Prensas, Depósitos, Barricas y botellas, Producto y su responsabilidad, Viñas y Medioambiente.

El vino y el cava son productos elaborados con un gran número de procesos, en los que pueden sufrir alteraciones, por causas ajenas e inesperadas.

Las  prensa s  están detenidas todo el año y se ponen en marcha para la vendimia, las tolvas se evitan la uva reciente cosechado ya veces pueden caer objetos punzantes que pueden llegar a la prensa y averiarse la, desgarrando la membrana, la reparación es muy cara y la necesidad de repararla es urgente cuando sucede.

Las bodegas tienen  depósitos de acero inoxidable  donde se elabora el vino con fermentación controlada. Los riesgos que pueden tener son muy diversos, pero entre ellos podrían destacar:

  • Avería de maquinaria, como es la del control del frío.
  • Rotura de depósitos por impactos o presión atmosférica, plegándose como un pañuelo, entre otras causas.
  • La pérdida de su contenido por:
  • Rotura de Válvulas,
  • Escape durante su trasiego por conductas fijas o flexibles,
  • Fisura o escape accidental, provocada tanto por mal cierre de grifos, como por mala conexión de tuberías, etc.

Por otro lado, en la cava donde el vino reposa en  barricas  y las  botellas  descansan en rima, también tienen riesgos que pueden dañar el valor del stock de producto. Las botellas de cava tienen el riesgo de explosión mientras fermentan y de la rotura durante el restablecimiento de su proceso de elaboración por defecto del envase o del tapón. Las barricas también pueden romperse.

¿Y fuera de la bodega que puede dañar el producto? Imaginemos que cuando el cliente obra la botella, el tapón tiene una presión que dificulta su "descorche", rompiéndose y ensuciando el vino de su interior. Nos lo devuelven, ocasionando pérdidas ya que si se trata de un vino de crianza o de reserva, según la añada de que separe, nos ocasionamos un gran perjuicio debido a que el precio que se espera de su venta, el combustible muy superior al valor de coste contabilizado y por tanto asegurado, será irrecuperable.

Hay otras alteraciones que el vino puede sufrir haciéndolo insalvable. El vino es químicamente vivo y puede sufrir diversas alteraciones debido a muchas causas. También puede sufrir un sabotaje y en este caso afectaría a la salubridad del producto, pudiendo ocasionar una gran pérdida de imagen y gran responsabilidad.

Si resulta que se ha entregado al cliente y no está en condiciones de consumo humano, nos lo devolverán o destruirán, ocasionando unos gastos inesperados, además de todos los costes de respuesta a los perjuicios que haya podido causar, en el país de destino. responsabilidad civil de un hecho que se reclame puede tener muchas repercusiones tan a la empresa como a las personas que la dirigen. La ampliación de mercados amplía las dificultades de conocer todas las legislaciones de los países a exportar. Los productos de consumo humano son susceptibles de muchas alteraciones imprevistas y a veces se hacen con mezclas de vinos de diferentes procedencias, lo que incrementa el riesgo.

Por último, quisiera añadir que, las bodegas que elaboran el vino con su propia cosecha aparte del clima, sequía, lluvias o granizadas, también pueden perder las viñas por accidentes de vehículos que, al estar junto a las carreteras, se estrellado llevándose gran cantidad de cepas de antemano, dañando la cosecha del año y perjudicando las siguientes.

Y tampoco me podía olvidar de que, en las bodegas del vertido de líquidos debe estar muy controlado, ya que pueden ser de vino, partículas de brisa, detergentes, desinfectantes, residuos plaguicidas. Son empresas que están en el punto de mira del control medioambiental por lo que deberían responder ante la Administración Pública si contaminaran.

Un buen asesoramiento para externalizar convenientemente los riesgos no asumibles es una buena estrategia empresarial.

0
0
0
s2smodern

9 DRACMA, SL
c/Igualada, 54
Vilafranca del Penedès
T - 93 892 16 50
F - 93 892 03 51
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Don't have an account yet? Register Now!

Sign in to your account