¡Mejor año nuevo a todos, con más abrazos!


IMG 20210101 WA0005

¡Mejor año nuevo a todos, con más abrazos!

Peor que el 2020 es casi imposible.

Preguntar a los empresarios que han tenido que cerrar, reducir actividad por la paralización de proyectos, han reducido sus ingresos por no poder viajar y acercarse a sus potenciales clientes o ven que los suyos han anulado los pedidos, les han devuelto productos o no les pagan por falta de actividad y liquidez.

Preguntar a los empleados que trabajan más horas que un reloj, solos en su casa con la innovadora forma del teletrabajo, sin agilidad en comentar y compartir dudas con sus compañeros, y para ello se pasan horas y horas ante la pantalla reuniéndose, o los que están con ERTE y a estas alturas aún no han cobrado nada, mientras otros han tenido que devolver sus ingresos por duplicidad, o directamente a los que han despedido por falta de viabilidad empresarial.

Pregunta a los profesionales que han pasado un año innovando formas de comunicación de sus servicios, de forma gratuita, con costes añadidos, sin ver el retorno de un mercado en estado de choque que ha cambiado sus prioridades.

Preguntad a aquellas personas que han perdido seres queridos, con los que no se han podido despedir y no han podido apaciguar su dolor con su calor y por los que el duelo es y será muy difícil de pasar.

Pregunta a los profesionales de la salud que han visto como su esfuerzo iba dirigido a tapar agujeros ante una pandemia de dimensiones descomunales, viendo como muchos de ellos enfermaban, algunos no lo superaban y los recursos cada vez se volvían más escasos para atender a todos los pacientes que iban llegando.

Preguntar a la gente mayor que han comprobado lo que significa la soledad, el dolor, la impotencia, la pérdida, el desengaño, el desamor, sin más contactos que los que dan las paredes de la residencia donde han quedado encerrados.

Preguntar a los músicos, cantantes, bailarines, actores, artistas, pintores, escultores, que viven de los que aman la cultura y que se han visto relegados a un tercer plano, sin público que les aplauda por su trabajo.

Preguntad a tantas personas que ni en los cumpleaños, las Navidades, bodas, nacimientos o funerales, han podido ver a sus familiares ni amigos y reconfortarse un rato juntos.

Pero, aun así, yo quisiera agradecer a la vida que me ha tocado vivir hasta ahora, porque, a pesar de todo lo que estamos pasando, puedo decir que soy muy afortunada.

En primer lugar, quiero agradecer a mi familia más cercana, mi marido, que me ha apoyado en todo momento, mi hijo, Pol y mi hija, Laura, que me han hecho sonreír y acompañado en días grises, mi yerno, Pau, que me ha dado tantas ideas y ayudado a realizarlas y mi nieto, Roc, al que he tenido la oportunidad de verlo crecer durante el confinamiento, manteniendo distancias, pero disfrutando de su evolución, charla y juegos. Y al resto de la familia, hermana, sobrinos, tías y primas por el calor telefónico y los pocos encuentros que hemos podido disfrutar, pero muy especialmente a mi fan preferida, la tieta Montserrat, por su ejemplo de modernidad y entereza que siempre me da.

Quisiera agradecer a todos nuestros clientes que nos tienen la confianza de contarnos sus preocupaciones y, después de escuchar nuestra opinión, asegurar sus riesgos empresariales y personales con las propuestas de las diferentes compañías aseguradoras que les presentamos, pues sin ellos no existiríamos.

Quiero agradecer a las personas más cercanas a mi profesión, la Montse Valls y la Sònia Giralt con las que hacemos un pequeño equipo, como la correduría de seguros Dracma, pero que ha demostrado que estábamos preparadas para seguir trabajando en remoto y dar el servicio especializado que esperaban nuestros clientes. A Jaume Xaus economista colaborador y asesor contable y fiscal que cuida de mis clientes como si fuera yo misma. A Montse Almazor con quien podemos ayudar a seleccionar personas a las empresas que nos lo pidan. A Joan Josep González i Ramon Blazquez como auditores de cuentas continuadores, de nuestra confianza.

También quisiera agradecer a colaboradores que han hecho con su trabajo conjunto mucho más llevadera la distancia hacia el cliente, tan difícil de atraer cuando la confianza no se puede medir con el cara a cara. Me refiero a Carles Flamerich de Light Eyes con quien hemos hecho una serie de píldoras grabadas haciéndonos preguntas sobre ciberseguridad y ciberseguro, además de varios webinars intentando concienciar sobre la prevención de los ciberriesgos, junto a Joel Araujo. A Silvia Gasca por tanta estima i soporte profesional incondicional. A Silvia Domènech al pedirme la colaboración tanto en el webinar de las Ferias de Mayo como de la Feria de Noviembre y la participación en el 6º Congreso de Dones d’Empresa, dándome la oportunidad de ampliar mi red con una treintena de buenas profesionales y empresarias, entre las que quiero destacar Meritxell Bautista cofundadora de Fibracat con un montón de premios como mujer TIC con talento. A Rosa Jorba directora general de la FEGP que siempre ha visto con buenos ojos aquello que le proponía. A todos los miembros de la junta de la FEGP entre los que destacaría mi buena amiga Layla Guendouz por su carácter positivo i crítico a la vez, con la que hemos compartido conversaciones muy interesantes i enriquecedoras. A los miembros del Grupo de trabajo para la Innovación liderado por  Marta Vidal al que me gusta pertenecer por todo lo que aportan. A Josep Lluís Fernández asesor legal del Col·legi de Mediadors d'assegurances de Barcelona por su atención y amabilidad ante cualquier duda planteada. A Joan B. Casas ex decano del Col·legi d'Economistes de Catalunya que propició que grabara una cápsula de las más de 100 cápsulas de opinión de colegiados durante el confinamiento donde hablaba de "la seguridad en el teletrabajo". A Ester Oliveras que confió en mí para que moderara una mesa sobre la corresponsabilidad como valor a potenciar para alcanzar la igualdad efectiva, en la 25. edición de la Jornada de los Economistas, junto Clara Alonso, Libertad González, Joana Amat i Ramon Pes. A Josep Maria FloresCorinna Vernet, Fiona Dorado y Ana Venteo con quien me he sentido a gusto aprendiendo a comunicarme digitalmente. A Mayte M Godall, Maite Catasús y Carme Ventura por ayudar a cuidar-me por dentro y por fuera, cada una en su especialidad, algo tan importante para trabajar en plena forma. A Xavier Carrasco por entender y ayudarme en la comunicación gráfica. A Jaume Claramunt por la paciencia con los continuos cambios en la web de Dracma. A Oriol Llop i Salvador Corbera que siempre que se les pide ayuda informática la dan sea el día y hora que sea. A Maria Victòria Verdaguer abogada y amiga que siempre tiene una mano extendida para ayudarte. A su hermano Jordi Verdaguer, abogado laboralista y amigo que nunca me ha dejado con una duda cuando se la he preguntado. A Javier Sanchez de Assiteca que me ha facilitado soluciones cuando le he preguntado. A Enric Valentí de Banasegur que con su entusiasmo me ha hecho ampliar riesgos asegurables desde nuestra correduría y con la ayuda de Cristina Robles atendiendo hasta el último segundo las solicitudes provenientes del Alt Penedès. A Francesc Pujol por su interés en mí que me ha ayudado a crecer la autoestima.  A Toni Cruces de la AVC por creer y confiar en nosotros una vez más. A Aureli Ruiz per haber pensado en mí como patrona de Vinseum. A Salvador Casals por invitarme a participar en el Cercle social del Casal la Principal. A Àngels Ventura por su perseverancia en recordarme la emisión del artículo de la columna en el semanario “el 3 de vuit”. Al buen amigo filólogo August Bover, para atender siempre a mis preguntas lingüísticas sobre el catalán.

No quisiera olvidar a ningún representante de compañías de seguro que siempre se han brindado a dar soluciones a problemas planteados y han colaborado en idear nuevos planteamientos. Nombraré solo unos cuantos: Joan Torradeflot de Chubb, gracias a quien nos surgió la idea de crear nuestro propio producto, Juan Carlos Ballesteros de Arag, gracias a quien nos decidimos vender online protección para cualquier tipo de viaje individual, Josep Portillo de Asefa, Esther Soler de Cigna, Javier Bellalta i José Luís Ribot de DKV, Ana Fortuño de Helvetia, Neus Borgoñoz de Previsora General, Albert Rivas de Santalucia, Ferran Baldirà i Cristina Bellido de Zurich, Juan Walter de Allianz.  

Tampoco quisiera olvidar a mis grandes amigas de la infancia que me apoyan en muchas preocupaciones compartidas y desde la distancia como Graciela Sbertoli, Maria Eugènia Vidal, Nuria Servent, Cristina Ancochea, Maria Victòria Verdaguer, Montse Pascual i Montse Carbonell.  Y a las economistas que tras un curso de liderazgo de Tina Martínez nos hemos convertido en un grupo de mujeres interesantes por lo que me aportan y como lo hacen, Àngels Tomas, Assumpta Ràfols, Consol Mas, Dolors Navarro, Estrella Garcia, Maite Pujadas, Núria Font i Susana Delgado. A los muy entrañables compañeros de promoción, entre los que quiero destacar, Nora Gormezano, Paco Planells, Joan Sardà, Quim Gabarró, Carme Abadal, Maria Eugenia Pons, Esperanza Kornberg i Pere Massegú con los que hemos mantenido una entrañable relación, organizando encuentros y eventos culturales telemáticos para el resto de CEPPI y recibiendo todo el apoyo en este año. A las compañeras de nordic walking capitaneadas por Emilia Torres que me han dado un respiro al caminar entre viñedos por nuestras del Penedès y a Pilar Mitjans para sustituirlas mientras ha durado el confinamiento municipal de fin de semana. A Remei Jané por crear nuevas tortugas originales, a pesar de la pandemia, al no olvidar nunca que son mi debilidad. A la red de Linkedin por acercarme a personas importantes en mi vida que están muy lejos y que me ha alegrado mucho reencontrar, como es Cecilio Aliaga, entre otras. Y a todas las personas amigas que de una forma u otra han influenciado a hacer que el tiempo pasara más rápido y como no, a las que no lo son, que con su actitud he aprendido a superar obstáculos pues la vida es un cambio constante y un camino sin tropiezos no sería auténtico.

Y con el optimismo que me caracteriza, porque cada día sale el sol, no te superas si no tropiezas, si buscas encuentras oportunidades dentro de las dificultades, es el año para subsistir con la botella medio llena y tener mucho sentido del humor, os deseo un mejor año 2021 y que me permitáis formar parte de vuestra vida para poderos dar un fuerte abrazo.

Maria Torra

0
0
0
s2smodern

9 DRACMA, SL
c/Igualada, 54
Vilafranca del Penedès
T - 93 892 16 50
F - 93 892 03 51
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Don't have an account yet? Register Now!

Sign in to your account