FILOMENA y las garantías de los seguros

 

falset filomena

En la reciente nevada en el Priorat debida a la borrasca Filomena, las cotas de nieve en lugares que nunca se había visto, han sobrepasado lo inimaginable. Tal es el caso de la bodega Vall Llach que ha visto hundirse el tejado por el peso de la nieve y chafar sus depósitos, la maquinaria y todo el producto acabado almacenado.
 
En primer lugar, estos hechos no son hechos consorciables, en principio, pues no han sido generalizados en un radio suficiente para determinarse daños catastróficos, por las autoridades. De todas formas si lo fueran, el consorcio indemnizaría siempre y cuando esten bien asegurados. Por lo tanto, tendríamos que analizar qué tendría que haber estipulado en la póliza de seguros, que en el cálculo de su prima total, hay incluida la prima del consorcio.
 
Los daños sufridos en la Bodega Vall Llach son daños materiales a los bienes patrimoniales de una empresa que si tiene el seguro del negocio bien contratado podrá disfrutar de las indemnizaciones correspondientes al valor de la construcción del edificio dañado, del valor a nuevo de las máquinas rotas, como son las prensas, la maquinaría de embotellar, los depósitos con control de frío, barricas y botellas, hechos añicos.
 
Otra cosa es, si el valor del contenido de las existencias estaba todo asegurado a valor de coste o tenían algunas existencias como son las de crianza, reserva o gran reserva, a valor acordado, a fin de no perder el margen de beneficio esperado por aquel vino tanto exclusivo, imposible de sustituir al ser de unas añadas irrepetibles.
 
La pérdida de beneficios también es una de las garantías importantes a tener en cuenta, cuando se contrata un seguro de empresa. Los gastos fijos y el beneficio no obtenido por la parada del negocio mientras no se reconstruye el espacio y se reinstala su contenido y se espera a que funcione, puede durar meses y esta cobertura puede ayudar a apaciguar las pérdidas que el parón añaden.
 
Si dentro de estas instalaciones había las oficinas, cosa que desconozco, la cobertura de equipos electrónicos también es importante, pues seguramente habrán quedado inutilizables. Y con esto, los gastos extraordinarios para rehacer los archivos físicos y digitales.
 
Pagar el coste del desescombro y desbarro cuando la nieve se haga pasta, los gastos de vigilancia mientras las pertenencias que se hayan salvado no estén extraídas y su transporte cuando se puedan sacar, también son garantías a tener en cuenta.
 
El coste de nombrar profesionales peritos y/o auditores por parte del propio asegurado, dice mucho del seguro contratado.

Por último, no tenemos que olvidar que la póliza de Responsabilidad Civil es importantísimo tenerla bien contratada con un capital adecuado, puesto que cualquier daño material o personal a terceros que haya provocado el hundimiento sería la que se tendría que poner en marcha para pagar las indemnizaciones correspondientes.
 
En conclusión, nunca nos damos cuenta de la importancia de contratar bien los seguros hasta que no pasan desgracias y valoramos la ayuda que recibe el asegurado cuando sucede un siniestro que está contemplado en las coberturas de su póliza de seguros, a pesar de que cuando la contrató no se hubiera imaginado nunca que le pudiera pasar.
 
Cubrirse ante imprevistos

En Dracma te informamos de todas las opciones para tener un seguro de riesgo patrimonial que te permita proteger los bienes patrimoniales de una empresa. Para más información contacta al +34 938 921 650 o envíanos un email a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
 
0
0
0
s2smodern

9 DRACMA, SL
c/Igualada, 54
Vilafranca del Penedès
T - 93 892 16 50
F - 93 892 03 51
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Don't have an account yet? Register Now!

Sign in to your account