Viajes de negocios y tecnología (II) … pero hay riesgos, y no somos conscientes, aunque

Viajes de negocios y tecnología (II) … pero hay riesgos, y no somos conscientes, aunque

En el anterior post, Viajes de negocios y tecnología (I), comentábamos la profunda transformación que han sufrido los viajes de negocios con la llegada e implantación de los últimos avances tecnológicos. Han llegado los viajes de negocios inteligentes, unos viajes donde la tecnología nos ayuda en todas y cada una de las fases del mismo haciéndonos el viaje más fácil y sobre todo más productivo.

iot 3404892 1920

Se explicó tres de las tecnologías y aplicaciones más innovadoras, inteligencia artificial, blockchain y chatbot con ejemplos prácticos de cómo se habían incorporado en alguna de las fases de un viaje de negocios.

Y adelantábamos que en esta segunda parte hablaríamos del concepto que ha llegado para cambiarlo todo, y según algunos expertos, para cambiarnos a nosotros mismos. Se trata del Internet of Things o Internet de las cosas.

Vemos pues de qué estamos hablando de cómo cambiará todo el escenario, incluido el relacionado con los viajes de negocios.

La expresión anglosajona Internet of Things, o abreviado como IoT, es un concepto que se define, o mejor dicho, se refiere a una interconexión digital de objetos con Internet. O dicho de otro modo, la interconexión de diferentes dispositivos de manera digital.

Kevin Ashton, en 1999, en el Auto-ID Center del Massachusetts Institute of Technology fue el primero en proponer el término en el marco de unas investigaciones sobre tecnología de sensores e identificación por radiofrecuencias.

 

Pero huyendo del origen científico del término, y en palabras más sencillas, el Internet of Things podría ser definido como la conexión a Internet de diferentes dispositivos u objetos. Por ejemplo, neveras, luces, electrodomésticos, automóviles, etc., podrían estar conectados y permitirnos conocer su ubicación, su estado, las incidencias en tiempo real o sencillamente recoger datos y más datos.

Así, en teoría y en un mundo perfecto, nada se podría perder y la participación humana en la gestión de estos dispositivos sería prácticamente innecesaria o limitada a funciones de alta cualificación.

Estos dispositivos conectados a la red tienen asignada una dirección IP, que es básicamente su identificación única en Internet, por lo tanto, cualquier objeto que se pueda conectar a Internet con el protocolo IP es susceptible de ser gestionado y manipulado a la vez que puede tener la capacidad de captar y enviar datos.

El alcance de este sencillo planteamiento es complicado de entender ya que incluye, sí o sí, términos tecnológicos, Tengamos en cuenta que conectar un dispositivo en la red es sencillo. Muy sencillo. Y si se continúa con este proceso, de acuerdo con algunos estudios, en 2020 podría haber ya más de 30 mil millones de dispositivos con conexión a Internet. Cada uno de ellos con un código, una identificación única. Vaya, con un nombre y apellidos y por tanto identificables y gestionables desde cualquier otro lugar.

Ahora bien, toda esta tecnología, como se está incorporando al mundo de los viaje de negocios? Y aún más, ¿cómo afectará al sector de los seguros?

El yate ya está presente en el día a día del viaje de negocios. Veamos algunos ejemplos que sólo son la punta del iceberg.

Por ejemplo, el periplo de un comercial de una empresa que llega a su hotel. Si el hotel ha decidido que el yate forme parte de su tecnología es probable que el proceso de cheking tenga gran parte de interacción entre el móvil del comercial y algún tipo de aparato que esté situado en la Recepción del establecimiento. Con la aplicación del Hotel instalada al móvil algunos de los procesos habituales y rutinarios utilizarán IoT. Por ejemplo, abrir la puerta de la habitación, controlar a distancia algunos de los elementos presentes en la habitación del Hotel o hacer uso de servicios del establecimiento.

Y no sólo de cara al cliente, sino puertas adentro. Los hoteles utilizan las tecnologías yate para mantenimiento de la calefacción, gestión óptima de la ventilación y consumo energético, control de los ascensores y otros procesos y gestiones similares.

El hecho de facilitar y permitir la conexión de dispositivos inteligentes, integrar sistemas diversos, optimizar procesos de todo tipo e interactuar con las personas, está haciendo que muchos de los procesos y trámites de líneas aéreas, agencias de alquiler de coches, hoteles o resorts , etc. se estén perfeccionando, afinando, mejorando y permitan ofrecer al viajero una experiencia más atractiva.

Sin olvidar que en todos estos procesos, conexiones e interacciones obtienen datos y más datos que convenientemente procesados y analizados permiten a los expertos de marketing perfeccionar las campañas, los productos o las ofertas y ofrecer experiencias adaptadas y personalizadas a cada viajero, incluido el de negocios.

POST 02 imatge05

El informe "The Internet of Things: What Travel and Hospitality Marketers Need to Know Now" expone varias conclusiones interesantes, entre ellas dos de destacadas:

  • Los dispositivos móviles tienen un papel clave en el viaje yate. La mayoría de iniciativas orientadas al consumidor, o sea nuestro viajero de negocios, implican posibilidades de seguimiento, localización y comunicación a través de smartphone, tableta y aplicaciones de control inteligente. O sea, cada vez estaremos más comunicados a la vez que localizados.
  • El uso de balizas Bluetooth para ofrecer mensajes basados en la proximidad a los dispositivos inteligentes crece rápidamente y podría ser una tendencia general en los próximos años. Sabremos dónde estamos. sí. Pero si se debe utilizar para hacernos llegar masas mensajes comerciales, tal vez ya nos lo empezamos a pensar.
  • Los obstáculos a una adopción más amplia del yate incluyen preocupaciones por la seguridad y la privacidad de los datos y la falta de normas comunes y legislación local y global. Somos aún en un territorio desconocido.

Como hemos visto aquí, y en el anterior post, la tecnología nos facilita mucho la vida. Pero no podemos olvidar los inconvenientes asociados a la misma y que no podemos obviar. Es evidente que al final y para poderlo evaluar, lo pondremos todo en una balanza. Y de momento parece que las ventajas superan los inconvenientes, pero no por ello tendremos que dejar de considerarlo adecuadamente.

La privacidad de los datos y la seguridad son elementos que han pasado al primer plano a la misma velocidad en que las tecnologías revolucionan la sociedad.

La cantidad inmensa de datos personales que son recogidas por sensores y dispositivos varios a lo largo de un día, de una semana o de un viaje nos debe hacer pensar que tarde o temprano alguien será capaz de analizar estos datos y extraer conclusiones. No deben ser negativas ni mucho menos, pero quizás este análisis será capaz de predecir qué quiere queremos coger, qué tipo de hotel queremos escoger o incluso qué zumo de fruta queremos tomar en nuestras tercer desayuno en un hotel. Y eso, es bueno o malo? No debería limitarse?

Y estemos atentos también a que todos estos datos pueden caer en manos inadecuadas. Todo el mundo recuerda el alboroto reciente sobre los fallos de seguridad en un gigante online como Facebook. No olvidemos que estos datos viajan y se almacenan en dispositivos que no tienen que ser siempre seguros al 100%.

Conclusión: Hemos hablado del rápido progreso de la tecnología y cómo ha llegado al mundo de los viajes de negocios para quedarse. Es una tecnología que nos ha de ayudar, hacer nuestro viaje más fácil, cómodo y eficiente. Pero no debemos olvidar que todo progreso siempre trae alguna consecuencia no deseada. Y en el caso que hemos tratado, dos temas tan importantes como privacidad y seguridad son realmente importantes.

0
0
0
s2smodern
logo blanc

9 DRACMA, SL
c/Igualada, 54
Vilafranca del Penedès
T - 93 892 16 50 - F - 93 892 03 51
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Don't have an account yet? Register Now!

Sign in to your account